PROCESU CONSTITUYENTE LLIONES

Debemos instar, colaborar, favorecer pa que s’abra un nuevu procesu constituyente, a traviés d’un movimientu ciudadanu, col afán de la creación d’un estáu plurinacional, au los llioneses, cumo subxectu políticu activu, accedan d’igual a igual a las máximas cotas d’autogobiernu y empoderamientu.

El procesu tien que venir asentáu no reconecimientu de la singularidá, soberanía y dereitu d’autogobiernu de las desemeyadas naciones que conforman l’estáu. No que se respete al puebru llionés el dereitu a decidir la relación que quier tener llibremente sobre la base de la igualdá y non la subordinación, el sou réxime políticu, social y económicu internu.

Tamién consideramos la monarquía en tódalas suas variantes cumo una forma anacrónica de gobiernu que nun tien nengún aquel anguaño, y apostamos porque la ciudadanía escueya llibre y democráticamente tódolos sous representantes ensin escepción nenguna.

Del mesmu xeitu, cremos firmemente n’Europa, pero non na Europa que vivimos güei y ye la responsable principal de la situación d’afogamientu y desaniciu que sufre’l puebru llionés.

Apostamos por una Europa de los puebros, rixida pol diálogu, solidaridá y colaboración entre los territorios que la conforman, y onde la soberanía y la democracia sían la sienda de funcionamientu y acción, y non los intereses particulares dafeitu de poderes fácticos, mercaos financieiros, troika ou superpotencias económicas.

Debemos instar, colaborar, favorecer a que se abra un nuevo proceso constituyente, a través de un movimiento ciudadano, con el fin de la creación de un estado plurinacional, donde los leoneses, como sujeto político activo, accedan de igual a igual a las máximas cotas de autogobierno y empoderamiento.

El proceso tiene que venir asentado en el reconocimiento de la singularidad, soberanía y derecho de autogobierno de las distintas naciones que conforman el estado. En el que se respete al pueblo leonés el derecho a decidir la relación que quiere tener libremente sobre la base de la igualdad y no la subordinación, su régimen político, social y económico interno.

También consideramos la monarquía en todas sus variantes como una forma anacrónica de gobierno que no tiene ningún sentido en la actualidad, y apostamos porque la ciudadanía escoja libre y democráticamente todos sus representantes sin excepción ninguna.

Igualmente, creemos firmemente en Europa, pero no en la Europa que vivimos hoy en día y responsable principal de la situación de ahogamiento y destrucción que sufre el pueblo leonés.

Apostamos por una Europa de los pueblos, regida por el diálogo, solidaridad y colaboración entre los territorios que la conforman, y donde la soberanía y la democracia sean el cauce de funcionamiento y acción, y no los intereses totalmente particulares de poderes fácticos, mercados financieros, troika o superpotencias económicas.

Debemos instar, colaborar, favorecer a que se abra un novo proceso constituínte, a través dun movemento cidadán, co afán da creación dun estado plurinacional, onde os leoneses, como suxeito político activo, accedan de igual a igual ás máximas cotas de autogoberno e empoderamento.

O proceso ten que vir fincado no recoñecemento da singularidade, soberanía e dereito de autogoberno das diferentes nacións que conforman o estado. No que se respecte ao pobo leonés o dereito a decidir a relación que quere ter libremente sobre a base da igualdade e non da subordinación, o seu réxime poítico, social e económico interno.

Tamén consideramos a monarquía en todas as súas variantes como unha forma anacrónica de goberno que non ten nengún sentido na actualidade, e apostamos porque a cidadanía escolla libre e democráticamente todos os seus representantes sen excepción ningunha.

Igualmente, cremos firmemente en Europa, pero non na Europa que vivimos hoxe en día e que é a responsábel principal da situación de afogamento e destrución que sofre o pobo leonés.

Apostamos por unha Europa dos pobos, fundamentada no diálogo, solidariedade e colaboración entre os territorios que a conforman, e onde a soberanía e a democracia sexan o vieiro de funcionamento e acción, e non os intereses totalmente particulares de poderes fácticos, mercados financieiros, troika ou superpotencias económicas.

FACEBOOK